El terrible asesinato de la sultana Kosem. IMPACTANTE. Parte 1/4.

Muchos han hablado, acertado y hasta han especulado del terrible final de la sultana Kosem, pero de igual manera el resultado es el mismo, porque en la noche del 3 de septiembre de 1651 fue asesinada cruelmente la sultana más poderosa que ha dirigido al imperio otomano, registrada y reconocida legítimamente como la única mujer que ha llegado al trono del imperio para ejercer un sultanato sin la supervisión de un hombre.

La sultana Kosem siempre fue una mujer que velaba por el bienestar del imperio muy por encima hasta de sus propios hijos, pues ella pensaba que el imperio era más importante que hasta la familia y por esa razón de la única manera en la que el imperio permaneciera en pie era estando en sus manos. Por tanto, la sultana Kosem ideó un plan para que el trono continuase en su poder.

La noche del 3 de septiembre de 1651, la sultana Kosem acordó con los jenízaros de entrar al palacio de la corona mientras todos estuviesen ocupados y dormidos, con el único objetivo de deshacerse del sultán Mehmet IV y su madre Hatice, para poder entregarle el otro a su otro nieto, Suleimán, el trono, cuya madre no era tan ambiciosa como Hatice y además estaba del lado de Kosem, lo que significaba que sin ningún problema le entregaría la regencia del sultanato y así ella continuaría en el poder.

Pero este no fue el primer intento de Kosem de acabar con su nieto el sultán Mehmed, en ocasiones anteriores intentó envenenarlo exigiéndole al cocinero en echarle veneno en la comida del pequeño. Esta historia apenas comienza, así que te recomiendo que te quedes con nosotros y continúes con nosotros para que descubras lo que le sucedió a esta gloriosa sultana.

777




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *