Kosem, la salvadora del imperio otomano. Descubre cómo lo hizo. Parte 2/2

La sultana Kosem para salvar el imperio otomano tuvo que hacer muchos sacrifico y hasta llegar a actuar como una persona sin sentimientos, pero realmente muchos historiadores la describen como una mujer que luchó por el imperio y por el legado de una cultura por encima hasta de sus propios hijos.

Después del derrocamiento de Ibrahím y de su encierro en su propia habitación por órdenes de la sultana Kosem, los jefes del islam no estuvieron de acuerdo con las acciones que Kosem tomó y ordenaron nuevamente el entronizamiento de Ibrahim, pero por esa misma razón muchos asumen que Kosem adelantó la ejecución de Ibrahim para impedir que las demandas políticas fuesen cumplidas.

De inmediato, Mehmet IV obtuvo el trono y Kosem fue nuevamente regente ejerciendo todo el poder. Durante el reinado de su nieto, Kosem guardó el título de Valide Sultán, siendo la primera sultana en guardar este título a pesar de la muerte de todos sus hijos.

Por encima del carácter frío y calculador de la sultana Kosem, era conocida por sus trabajos de caridad y la llamaban la madre de los pobres, ya que su amor por el pueblo era incalculable. Como otros actos que mostraban el otro lado de los sentimientos de la sultana, era la visita anual a la cárcel y pagaba las deudas de los presos que habían sido encarcelados por delitos financieros.

44444




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *