La verdadera razón por la cual Selim llegó al trono. Revelador.

El sultanato del príncipe Selim II ha sido uno de los más cuestionados a lo largo de toda la historia ya que este fue un hombre lleno de vicios y uno de los sultanes que dejó que el imperio otomano se manchara con avaricia, traición y todo tipo de vicios que pudieron crearse en esa época, les daremos algunas de las razones por la que el Selim II llegó al sultanato.

Una de las razones más influyentes de todas es por su madre, la sultana Hürrem , quien desde que este estaba niño, ya que era su hijo mayor después del valiente Mehmed, quien murió a causa de una letal enfermedad de la cual fue infectado por sus enemigos. Selim pasó a ser los ojos de su madre la sultana Hürrem, esta negada a que fuese el príncipe Mustafá quien obtuviera la corona y siempre con el temor latente de que si esto llegase a suceder sus hijos acabarían destronados y ejecutados.

La sultana Hürrem se encargó de hacer ver al príncipe Selim ante los ojos del sultán Suleimán como un buen partido para gobernante aun anteponiéndolo por delante de su hijo el príncipe Bayaceto. La sultana Hürrem influyó mucho en las decisiones del sultán Suleimán en cuanto a lo que harían sus hijos y esta aun sabiendo que Selim estaba lleno de vicio, codicia y avaricia, indujo al amor de su vida para que seleccionase a su hijo mayor.

Esto no fue todo y no se quedó tan solo en las recomendaciones de la sultana Hürrem al sultán Suleimán, sino que el destino y las jugadas de la vida ayudaron al príncipe Selim a construirse su camino al sultanato. El príncipe Selim se consiguió una mujer astuta como una víbora la sultana Nurbanü quien también lo ayudó y lo indujo a destruir con todo a su paso, incluyendo a su hermano el príncipe Bayaceto quien era el último y único adversario a por el trono.  Quedando sin rivales de pie y con la inminente muerte del sultán Suleimán por su enfermedad, el príncipe Selim obtuvo el sultanato quizás más sucio de toda la historia otomana.

IMG-20180620-WA0026




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *