Salmon ha secuestrado a la reina Kalesi ¡Impactante!

Luego de la entrada de la reina Kalesi junto a Salmon, Tibar se acerca al rey Marek con buenas noticias, el hebreo que estaba fugitivo (Melquias) ha sido capturado nuevamente, de inmediato, el rey emite un anuncio a todos los presentes en el palacio y estallan en aplausos y vítores. La reina Kalesi no puede evitar decirle a Salmon que esta ha sido una buena noticia, y que el día se ha hecho perfecto, pero Salmon sonríe y sin expresar mucha importancia por lo dicho le dice a Kalesi que se retirará para buscar una bebida.

Salmon está en el corazón de Jericó, tan cerca del trono del rey, parecía inevitable que pasara desapercibido; mientras todos celebran disfrutando de la pelea de Muralla contra Zuma, Salmon camina entre los presentes, mientras que del otro lado Tibar lo ve con detalle algo extrañado. Tibar se da cuenta que no era la primera vez que veía a Salmon y recuerda que el mismo hombre que estaba aquella vez en la habitación con Rahab era Salmon.

Mientras las miradas de Tibar y sus soldados están sobre Salmon, se da cuenta que ha sido descubierto, así que se regresa al lugar donde estaba, al lado de la reina Kalesi, la toma del hombro y pone un puñal en su cuello. Mientras Salmon mantiene amenazada a la reina Kalesi, logra salir de la sala, pero inesperadamente Kalesi saca un puñal escondido en su corona y lo clava en la pierda de Salmon; finalmente Salmon también es capturado. ¿Qué sucederá ahora que ambos espías han sido capturados? ¿Cómo se salvaran del terrible destino que les espera?

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *