La familia de Quemuel recupera su tienda

Después de todo lo sucedido, al fin la tienda para Quemuel y su familia está terminada, todos estaban esperando a Josué para agradecerle la generosidad que ha tenido. Mientras que van conociendo su casa nueva, todos están conmovidos no solo por haber recuperado su casa, sino con el detalle que tuvo Josué en decorar la tienda tal cual ellos lo harían.

Josué dice que no hay necesidad de agradecer, ya que todos ellos perdieron sus pertenencias por su culpa, y esto era lo menos que se podía hacer. Leia pide que todos vayan a ver el resto de la tienda, Josué deja salir a todos hasta quedar solo con Aruna; en ese momento la detiene y le pide que espero que lo haya perdonado por la indiscreción de la noche pasada. Aruna admite que fue divertido y que todo está bien, mientras Josué continúa hablando sobre la noche pasada, Aruna vuelve a incomodarse y enseguida le contesta que lo que hicieron también fue muy imprudente y no puede repetirse. Que parará ahora que ya no estarán en la casa de Josué, quizá las tensiones entre Aruna y Josué disminuyan, pero está claro que Aruna no deja de pensar en el supuesto compromiso de Samara con Josué y eso hace que siga rechazando lo que siente por él.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *