La búsqueda de los espías hebreos en Jericó inicia ¿Cómo saldrán de esto?

El rey Marek está furioso, no puede creer que el prisionero hebreo se les haya escapado aún estando custodiado por tres soldados, Tibar asume que el hebreo debió tener alguna ayuda para poder escapar, es decir que hay dos espías infiltrados en la ciudad; Tibar asegura que los va a encontrar. En ese momento, mandan a cerrar las puertas de la ciudad de Jericó, de tal manera que ninguno pueda escapar por la única salida que hay de Jericó, los espías han quedado encerrados.

Todos los soldados cananeos fueron enviados a cada rincón de la ciudad para revisar en cada casa, y hasta en el mínimo lugar donde se pudieron esconder, no habrá descanso hasta no encontrar a los espías. La reina Kalesi, está muy enojada y dice que la garantía que Tibar le da, no es suficiente para aplacar la ira de los dioses, finalmente Marek le dice a Tibar que debe atrapar a los hebreos, o él va a sufrir las consecuencias. Ahora que Tibar fue amenazado por el rey Marek, no cabe la menor duda que la persecución contra los espías será algo intenso, Salmón y Melquias están en un grave peligro al igual que Rahab.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *