El dolor de Sama y Boa por la pérdida de su quinto hijo. Sama busca una solución

Es una situación desesperante para una pareja  que se ama no poder tener un hijo, que es el fruto de la consumación de ese amor, pero aún  más desesperante es el hecho que ese hijo se forme en el vientre de su madre  hasta que llega el momento del alumbramiento y luego muera.

Tal es el caso de Boa y Sama, después de cinco embarazos terminados los niños no habían podido sobrevivir al parto.En aquel tiempo,para la cultura hebrea era una deshonra que  una mujer no pudiese concebir porque se asumía que estaba seca y que no podría darle una descendencia a su marido. Por esta razón, Sama estaba devastada, pero a su vez comprendía la importancia de permitir que su esposo tuviese un hijo. Cuando Sama  sale de la tienda observa en las afuera de la carpa a Boa hablando con Rut, y nota que ella muestra un interés especial  en Boa. No se alerten queridos lectores, en ese tiempo era permitido para un hombre tener dos esposas. Por este  motivo, cuando entró Boa a la tienda, Sama le  recomienda a Boa que tenga otra esposa que le pueda dar hijo, que ella ha visto lo interesada que está Rut por él. Además agregó que Rut es joven y bella y que la tome por esposa a Rut,ya que ella le daría hijos.  En ese instante, entra Rut a la tienda ¿Qué decisión tomará Boa? ¿Tomará la palabra de Sama y hará a Rut  su esposa?

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *