Tibar busca a Rahab en su habitación,ella está con Salmón.¿Comenzará la pelea entre Salmón y Tibar?

Tibar ha llegado contento al bar por la captura del hebreo que había sucedido esa misma noche, dispuesto a celebrar este momento, y como siempre, exige a Farduk que llame a Rahab. Farduk le dice que Rahab está con un cliente y le propone elegir a otra de las mujeres, ya que no quiere que los clientes se le espanten, Tibar se pone impaciente y amenaza a Farduk, y luego él mismo se va a la habitación de Rahab a buscarla.

Tibar comienza a tocar la puerta con fuerza y le ordena a Rahab que abra inmediatamente, Rahab asustada idea un plan para que Salmón pueda salir sin problemas, aunque tampoco es seguro que funcione. Salmón pregunta la razón por la que Tibar exige entrar de esa manera y Rahab le afirma que él es el comandante supremo del ejercito de Jericó; Salmón sin pensarlo se dispone a hacer todo lo que Rahab le dice.

Salmón se acuesta en la cama y Rahab le abre a Tibar, entonces Tibar comienza a ordenarle a Salmón que salga rápido de acá. Salmón actúa como alguien ofendido diciendo que él pagó por el servicio y que lo estaban robando, el teatro funciona bien, Rahab termina diciéndole que se vaya porque Tibar es un hombre fuerte, líder del ejército y manda en toda la ciudad. Salmón, continuando con la actuación, sale de la habitación y al bajar pide a Farduk que le alquile un cuarto, al fin a salvo, solo puede dar gracias a Dios.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *