Aruna se ofrece como voluntaria para ir tras los espías de Jericó

Josué inicia la reunión diciendo que las sospechas de que los cananeos saben acerca de los espías enviados a Jericó es real, todos en la tienda comienzan a preguntarse cómo pudo suceder esto, pero Josué se limita a decir que esa información será investigada. Josué también añade que lo importante ahora es que el enemigo no gane la batalla, así que alguien debe ir a avisarles a los espías antes que lleguen a Jericó.

Acán es el primero en ofrecerse desesperado por lo que le pueda pasar a su hijo, pero Josué se lo impide porque él debe estar muy cansado. Aruna sin pensarlo dos veces se ofrece como voluntaria, asegurando que si sale en ese mismo instante en su caballo ella podrá llegar a tiempo. Aunque Josué le agradece a Aruna su voluntad y valentía, le dice que  será mejor que un soldado cumpla esa misión. Zaqueo va al frente y pide ser voluntario para ir tras los espías, Josué acepta la propuesta y lo envía de inmediato a buscarlos. Samara como siempre va detrás de Aruna y le dice que si se sigue comportando como un hombre nunca conseguirá un marido, pero Aruna no está de acuerdo, mientras ella pueda servir a Dios está dispuesta. Aruna sale rápido de la tienda sin mirar atrás ¿Aruna se quedará de brazos cruzados por lo que dijo Josué?

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *