Nohemí y Caleb siguen desconfiando de Irú,ellos piensan que él hizo trampa en el torneo

Ya es temprano y Caleb está a la mesa con su familia, e Irú apenas se está levantando y se añade para desayunar.Al principio todos comienzan a alagarlo y están felices porque Irú partirá a Jericó ese mismo día, Acsa su hermana, dice que no debe haber dormido por lo ansioso que está, e Irú confiesa que le ha tomado tiempo dormirse, pero afirma que es el día más importante de su vida porque será un héroe de Israel.

Caleb lo interrumpe diciendo que debe dar un paso a la vez, y Nohemí continúa diciendo que no es la gloria en lo que debe pensar, sino en la honra que representa el servir al Dios de Israel y debe expresar gratitud y no vanidad. Irú algo desanimado por la respuesta dice con ironía que no parecen contentos por él, pero todos lo niegan diciendo que están muy contentos por él, y Caleb añade que lo importante es que mantenga la cabeza en su lugar, para poder ser digno de la misión que se le confió.

Aun así, Nohemí insiste en que todos están preocupados por la acusación que le hizo Maquir (acerca de haber hecho trampa en el torneo), pero a esto Irú responde con la misma actitud inmadura de siempre, y Nohemí le contesta que solo estaba preocupada por él. Caleb deja que se retire de la mesa y solo puede añadir que si Irú no aprende de las lecciones que se les han dado, tendrá que aprenderlas él solo en la vida.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *