Los líderes de las tribus de Israel desconfían del plan de Josué.¿Qué harán?

Algunos líderes de Israel se apartan del grupo junto con Acán que dice estar preocupado por el plan de Josué y afirma que Josué al tomar el liderazgo ha cambiado demasiado, está muy rudo y autoritario. Haniel continúa diciendo que no sabe cómo Josué hará que el plan de los espías funcione, pero si se niegan a obedecer serán considerados unos traidores, es claro que todos concuerdan que al haber presionado tanto a Josué han creado un monstruo.

Mientras tanto, Josué se encontraba cerca y escucha algo de lo que están hablando y se acerca junto con Caleb a preguntarles a los líderes allí reunidos, si no confían en su plan de enviar unos espías a Jericó. Acán se adelanta diciendo que no niega que el plan es arriesgado, pero Josué le contesta a Acán que en una guerra no se puede ganar sin tomar riesgos, pero que puede contar con él para resolver lo que sea.

Acán concluye diciendo que Josué es el líder ahora y que todos harán lo que ordenó. Luego de esto, Josué y Caleb se apartan y en privado Josué le dice que está preocupado por la desconfianza de todos los líderes, pero Caleb le contesta a Josué que el irá ganándose el respeto de todos a su tiempo, que al principio muchos desconfiaron también de Moisés hasta que abrió el mar Rojo, si Josué conquista Jericó se ganará la confianza de todos.

2




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *