Caleb y Nohemí están orgullosos que Irú se ofreciera como voluntario para ser espía.

Caleb y Nohemí están en la mesa conversando acerca de su día, y Caleb le pregunta a Nohemí si sabe quiénes serán los espías que enviarán a Jericó, Nohemí solo puede decir que aún no lo han dicho oficialmente. Caleb le cuenta que seis guerreros se ofrecieron como voluntarios y entre ellos está su hijo Irú, ambos saltan de alegría, mientras Nohemí le dice que Irú posee la misma valentía que su padre Caleb.

Luego Caleb le dice que espera que no solo tenga valentía sino la misma fe que él tuvo para entrar al territorio enemigo. Nohemí solo puede expresar lo orgullosa que está por el hecho que su hijo se haya ofrecido, mas por el hecho que es hijo de uno de los doce espías. Nohemí le pregunta como elegirán a los dos espías y Caleb le dice que los probarán en combate y el que gane irá a la misión. Caleb y Nohemí esperando que sea su hijo Irú el vencedor, desean que se haga la voluntad de Dios ¿Quedará Irú como uno de los espías? Más adelante nos enteraremos.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *