Noba ayuda a Rahab a limpiar las heridas que le hizo su padre

Habíamos comentado en otro artículo que Rahab al fin se había defendido de los insultos de su padre, pero lo que hizo resultó peor de lo que se esperaba; el padre de Rahab la azoto por haberlo irrespetado. Rahab oraba a los dioses pidiendo ayuda, pidiendo que terminara todo su sufrimiento. Rahab comienza a limpiar las heridas de los azotes con agua y una toalla y en ese momento Tupac, el hermano menor de Rahab, llega para ayudarla, Rahab le dice que regrese a la cama no vaya a ser que su padre se entere que está aquí, pero Tupac se queda y le quita la toalla para limpiarle las heridas.

Luego que Tupac termina de limpiarle las heridas, Rahab se voltea y le da las gracias, diciendo que él es su única alegría en la vida, dándole las gracias le da un abrazo. En ese momento amaneció y Rahab anima a Tupac a tener esperanza y nada los podrá quebrar. Este ha sido un momento alegre para Rahab en medio de tantas cosas malas, ¿Será que Rahab tendrá oportunidad de ser realmente feliz?

art 7




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *