Maquir discute con su padre Haniel por no aceptar unirse a la guerra.

Luego de verse con Livana, Maquir llega a su casa y Haniel, su padre, se da cuenta que tiene un golpe en la mejilla y le pregunta qué le sucedió.  Es cuando Maquir le dice que tuvo una pelea en el mercado por culpa de él, ya que los soldados de Maquir no quieren ir a la guerra, Haniel amenazante le pregunta a Maquir si él tiene idea de lo que la guerra significa, pero él no tiene nada que responder porque nunca ha estado en una guerra. Haniel le dice que es muy joven para saber de esto y Maquir le replica que él es un guerrero, su padre sin dudar le dice que el solo es un guerrero de campo de entrenamiento, pero que una guerra real es diferente, es muerte y destrucción.

Luego Maquir sigue diciendo que la guerra los llevará a la conquista de lo que les pertenece, de lo que Dios les ha entregado; Maquir sabe que su padre es capaz de ganar y que debe aceptar el liderazgo de Josué, pero esto implica perder mucha gente de la tribu, Haniel piensa que no hace falta correr el riesgo ya que ellos tienen tierras propias. Al final, Maquir concluye que debe hacerlo para cumplir la voluntad de Dios. ¿Será que Haniel aceptará ir a la guerra? Hay muchas razones para hacerlo.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *