La reina Kalesi desconfía del sacerdote Merodaque ¿Por qué? ¡Exclusivo!

Luego del sacrificio de la mujer virgen, el sacerdote Merodaque pide a los dioses protección y ofrece la sangre de la virgen como ofrenda por su favor. Detrás de él la reina Kalesi cansada de escucharlo hablar por mucho tiempo, le quita la copa y dedica la sangre a los dioses. Kalesi se queda viendo fijamente a Merodaque y le exige saber si todo lo que se hizo es suficiente para mantener al pueblo de Jericó protegido,Merodaque asegura que sí.

A pesar de esto, la reina Kalesi no se ve convencida de la respuesta de Merodaque. Estas dudas se deben a que la reina considera que Merodaque siempre ha sido un inútil, y estas dudas son confirmadas cuando más adelante se entera que los israelitas han asesinado a sus soldados. Es claro que Merodaque está comenzando a perder credibilidad en su sacerdocio y la reina se está dando cuenta, quizá tanta presión por ahuyentar a los israelitas lo hará empezar a cometer más errores, o simplemente los sacrificios a sus dioses no son suficientes para luchar contra el Dios de Israel ¿Qué pasará con Merodaque una vez sus sacrificios resulten cada vez más inservibles? Véalo más adelante en “La tierra prometida”

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *