Elieber está al borde de la muerte, su salud empeora.

Elieber se encuentra en la enfermería rodeado por su familia, aunque él está muy grave dice incoherencias y parece estar delirando mientras murmura “Sálven a Aruna”, Aruna llorando le pide a Elieber que sea fuerte, que todo va a pasar pronto. Ella se acerca con dulzura para secar el sudor de su frente pero Samara, sin perder tiempo, se abalanza sobre ella y la quita del paso, le dice que deje a su hermano quieto que puede morir por causa de ella, miradas tensas y de desprecio se hacen ver y Aruna solo puede estar de pie junto a ellos, sin poder contener su dolor.

Elieber no está mostrando mejoras y todos miran con preocupación mientras sus lágrimas corren por el rostro. A espaldas de ellos estaba en su cama el soldado de Jericó que hirió a Elieber y en ese momento sucede algo sin que se den cuenta, el hombre abre sus ojos ¡Ha despertado y todos están en peligro!

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *