Natán logró escapar de Hesbón,pero nuevamente cae preso en el desierto,su pesadilla recién comienza

Natán estaba almorzando en la casa del general Orén,cuando derrepente escuchó mucho alboroto afuera de la casa y fue para ver que sucedía y se dio con la sorpresa que había una batalla campal,Natán pensó lo peor y aprovechó el momento que nadie vigilaba la casa para escapar.

Natán huyó de la casa del general Orén y empezó a buscar la salida de Hesbón,Natán se metió a la carreta de un comerciante y así pudo escapar de la ciudad de Hesbón. Natán ya estaba en el desierto,cuando derrepente el comerciante se le ocurre revisar su carreta y se topa con la presencia de Natán,el comerciante rápidamente saca su espada y lo interroga.

Natán le dice que solo huyó de Hesbón y que no cometió ningún crimen,el comerciante le dice que si quiere ser libre le pague,Natán le dice que no posee ninguna riqueza y el comerciante le dice que si no tiene oro,entonces le pagará con trabajo y así nuevamente Natán es preso,pero ahora estará en otra ciudad.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *