Ramsés ataca a los hebreos,pero Dios defiende a su pueblo con una tormenta de fuego y piedras

Ramsés salió de Egipto con todo su ejército para cobrar venganza de la muerte de su hijo el príncipe Amenotehp. Ramsés tuvo la ayuda del príncipe de Nubia,Jahi. Ellos fueron con todo a matar a los hebreos y las órdenes son no tomar ningún prisionero y traer la cabeza de Moisés a Egipto,para hacer saber a todas las personas que quien se atreva a rebelarse contra el soberano,será castigado.

Ramsés llegó al desierto y encontró a los hebreos y entonces dio la orden a su ejército de atacarlos con todo,los hebreos se percataron de la presencia del ejército de Ramsés y empezaron a correr de mucho,pero mucho miedo. Algunos empezaron a reclamarles a Moisés.. Los egipcios están cada vez más cerca y entonces Dios interviene y convierte la tormenta de arena en una tormenta de fuego y empieza a tirar rocas ardientes contra el ejército de Egipto.

Ramsés jamás había visto algo igual,peor de todas maneras su plan sigue adelante y eso no lo detendrá,el pueblo de Egipto está intimidado,pero más miedo le tienen a Ramsés si lo desobedecen.

Ikeni también está triste,ya que el no quiere matar ningún hebreo,pero con las órdenes del rey y tiene que cumplirlas. El ejército de Ramsés atravesó la tormenta de fuego y sigue adelante y ya están muy cerca de los hebreos para aniquilarlos a todos.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *