Apuki duda de sus dioses y no sabe que decisión tomar,está llorando !

Luego de que Oseías fuera expulsado por Apuki,Oseías se regresa muy triste a casa. Mientras tanto Jairo lo mira con ojos de ” maldad ” a Apuki,y es que Jairo si está dispuesto a marcar la casa con la sangre del cordero,ya que él no quiere morir,él quiere vivir,pero en esa casa manda Apuki y se debe obedecer lo que él dice. Jairo se molesta mucho y se retira a su habitación.

Judith le grita a Apuki y luego también hace lo mismo,mientras tanto Ana le dice las siguientes palabras a Apuki :

Papá,yo sé que es difícil para ti,para salvar a Jairo,tendrás que dejar creencias y convicciones muy fuertes,pero piensa que si no lo haces tú hijo va a morir y te vas arrepentir por el resto de tú vida,quieres cargar esa culpa? Ana abraza a su padre y Apuki le corresponde el abrazo y empieza a llorar y es que Apuki debe dejar de lado sus creencias egipcias si quiere salvar a su hijo y empezar a creer en el Dios de los hebreos,es la única manera de salvar la vida de su primogénito !

1

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *