Aarón le dice a Oseías que deje a Ana y se busque otra

Aarón y Oseías viven en casas distintas,Aarón en su casa y Oseías en la casa de sus abuelos,osea la casa de Jocabed y de Amrám,esto lo hizo porque en la casa de Aarón son muchos y no entran todos,mientras que en la casa de sus abuelos hay suficiente espacio.

Todo ha sido tan repentino que Aarón no ha tenido mucho tiempo de conversar con su hijo adoptivo,ya que más tiempo se la pasaba con Moisés haciendo lo que el señor les estaba pidiendo.Hasta que llegó el momento de la conversación y conversaron de diferentes cosas,pero especialmente conversaron de ” Ana “,la hija de Apuki.

Aarón le dice a Oseías como es que se pudo enamorar de ella habiendo tantas señoritas para elegir y Oseías le dice : Pués si papá,de haber sabido quien era ella,tal vez no me hubiera dejado llevar,pero lo que más me gusta de Ana es que a pesar de ser la hija de un oficial ella no tiene prejuicios y se puede interesar en un esclavo como yo.

Aarón le responde a su hijo : Pués justamente de eso estoy hablando,Ana puede ser una persona maravillosa,llena de fe,pero sigue siendo la hija de Apuki

Oseías : Quédate tranquilo papá,no cometeré ninguna tontería,prometí ser paciente,pero la amo y eso no va a cambiar.

Aarón le responde : Tienes muchas cosas de Num sabes.. pero esa necedad la heredades de mi.

En mi opinión,si me enamoré de una persona y luego descubro que su padre asesino al mío,la dejo inmediatamente,ella no tiene la culpa ni nada y eso lo sabemos todos y todas.. pero lastimosamente a veces el pasado nos condena.. si yo fuera Oseías,ya hubiera abandonado a Ana hace mucho tiempo,no sería capaz de ver a la hija de mi enemigo.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *